Lannuzel: “El desafío final es llegar a tener una plataforma full IP hasta la desaparición de los STBs”

Otro de los paneles virtuales que tuvieron lugar durante la última edición de Nextv Series South America llevó por título “¿Cómo están funcionando las nuevas plataformas híbridas cable OTT en América del Sur”?, en el cual los temas centrales del debate giraron en torno a la adopción por parte de los consumidores del nuevo cable híbrido / DTH con OTT; a si las plataformas híbridas están aumentando el ARPU de TV paga o están reduciendo la rotación; y a qué se puede esperar de este modelo en términos de evolución. El acceso al panel está disponible on demand mediante este link

Los líderes de la industria convocados por Dataxis para protagonizar el debate fueron Fabiana Orlotti, CEO de Montecable; Arnault Lannuzel, VP Sales Latam & South Europe de Broadpeak; Rodrigo Aliaga, Director de Digital TV Cable; y Fabián Di Cicco, General Manager de Red Intercable. 

Con respecto a su visión de cómo se están manejando los operadores de cable al impulsar servicios VOD en Sudamérica, Lannuzel aseguró que “hemos visto diversas estrategias de operadores en la región. Hubo una trayectoria similar por parte de todos los que tuvieron éxito. Primero, comenzando con el contenido no lineal (VOD) en OTT mientras el operador iba poniendo fibra en la red. La clave del éxito en OTT está en tener una red sólida y eficiente, con suficiente capacidad para acoger este nuevo tráfico. Luego, mientras iban armando redes de fibra, los operadores comenzaron a cambiar su contenido y ofrecer contenidos VOD contratados en Estados Unidos”, explicó el ejecutivo. “Luego, en este camino, hemos visto algunos operadores que también decidieron ofrecer contenido lineal en OTT, a la vez que seguían ofreciendo este contenido en sus STBs. Obviamente, la migración toma tiempo y es un enorme desafío en términos financieros y tecnológicos. Para muchos operadores, entregar el contenido lineal en las redes OTT en el mundo unicast, era un desafío, por la latencia, por la calidad de experiencia, por el riesgo que representa el pico de tráfico, y otros factores”. Posteriormente, Lannuzel aseguró que “todavía vemos muchos operadores que quieren mantener las dos plataformas: una plataforma para el contenido lineal en STBs, y una plataforma OTT, con distribución multiplataforma. Pero, el desafío de mantener dos plataformas tiene un costo, representa consumo de recursos. El desafío final es llegar a tener una plataforma full IP hasta la desaparición de los STBs, o STBs sin tuner. Esto cambiará el modelo de negocio de los operadores. La estrategia de los operadores se basa en simplificar la vida al usuario final. Para nosotros, el desafío se basa en la negociación de contenidos, y la parte tecnológica”, finalizó el ejecutivo. 

Previamente, Aliaga anunció que Digital TV Cable lanzará, entre diciembre de este año y enero de 2021, su nuevo servicio on demand. “No pensamos competir con Netflix, pero todos los estudios importantes están dentro de este servicio, que incluso tendrá contenidos en TVOD, algo que en Bolivia no existe y que va a ser algo importante para el mercado”.

“Uruguay tiene una red HFC donde, hasta el momento, no tiene licencia de datos. No puede dar servicios de acceso a internet. Eso no implica que nosotros pensemos que, si no tenemos esa posibilidad de negocio, no tenemos nada. Entonces, debemos hacer todo lo posible para que Montecable, a través de otra red que, en este caso, es monopolio de Antel, pueda brindar el servicio. El hecho de ser dueño de la red es importante, pero no es excluyente para brindar el servicio. Además, Uruguay tiene una cantidad enorme de FTTH HPs, lo cual hace que nosotros estemos mucho más acostumbrados a que haya muchos dispositivos en los hogares utilizándose al mismo tiempo, y que no existan problemas de wifi”, aseguró Orlotti. En relación a la migración de Montecable a Android TV, la ejecutiva sostuvo que “hay una cuestión de cultura del consumidor. Si me remito a mis futuros clientes, no tengo ninguna duda de que, en el corto plazo, debemos apostar a un modelo de pure OTT o pure internet.  Pero, también debemos cuidar al cliente que aún sigue pagando nuestro ARPU en el negocio, que es el cliente que no está tan adaptado a estas nuevas tecnologías, motivo por el cual seguimos hoy conviviendo con el modelo híbrido. También ocurre que es muy costoso mantener los dos, especialmente cuando una red HFC no se ha podido monetizar.  Ojalá, a través de la nueva Ley de Medios, podamos obtener la licencia de datos. Eso nos hará llegar a lugares donde hoy no podemos llegar”.

Con relación a su punto de vista sobre el futuro del cable, Di Cicco afirmó que “en principio, los cableoperadores están sufriendo una transformación que viene desde hace muchos años, pasando del mundo analógico al digital, y llegando a la interactividad, que tiene que ver con lo que van a consumir y lo que van a exigir las nuevas generaciones en términos de contenido”. El ejecutivo también sostuvo que “vemos todo este producto como algo que se integra a la oferta de servicios”, y afirmó que “el operador pasó de ser un operador de distribución por cable a ser un operador multiservicio, donde coloca a este producto dentro de su oferta, y analiza el negocio de manera integral. Nosotros lo vemos actualmente como un servicio complementario que, si bien en algunos casos puede resultar rentable, vemos a la rentabilidad en el contexto de todos los servicios que se brindan”. Di Cicco también opinó que “vemos este modelo como retenedor de clientes, pero notamos una transición, porque, para que esto se convierta en un negocio principal, va a llevar mucho tiempo. Para que el servicio se masifique, se necesitan redes de distribución lo suficientemente potentes como para que la experiencia de usuario sea realmente buena, y que así el usuario opte por permanecer en el servicio. Nuestra estrategia está amparada en ser los mejores operadores de la última milla”, afirmó.   

Aliaga también expresó su punto de vista sobre el futuro del cable, y aseguró que “nosotros tenemos el 60% de la red desplegada en HFC; y el 40% de la nueva red que hemos desplegado ya es una red FTTH. El cambio tecnológico hacia la red FTTH pura depende mucho del costo de inversión, que, hoy en día, todavía sigue siendo alto.  Y, la cantidad de despliegues de redes HFC, en Bolivia y en el mundo, son demasiado costosas. Entonces, las empresas que trabajan con HFC siguen trabajando en mejorar la performance de los equipamientos que tienen hoy. Y, a la misma vez, se está desarrollando un crecimiento interesante en FTTH”. Posteriormente, el ejecutivo de Digital TV Cable reportó que en la compañía “el 40% de la nueva red, que es FTTH, tiene un target diferente, con un enfoque de ARPU diferente. Estamos apuntando a ser super agregadores, y a esos clientes se les intentará vender velocidades mucho más altas, más contenidos agregados, incluyendo los OTTs que están de moda, y, obviamente, el ARPU será más alto. En la red tradicional, tendemos a manejar la retención del cliente, y darle un nivel de servicio acorde a lo que amerite el mercado ”. Aliaga también hizo hincapié en que “el volverse un operador OTT implica que, en una red neutra, se abre la puerta a ser un operador virtual. Y eso da muchas ventajas”.

Con respecto al control de los costos en la migración de los operadores de TV paga hacia el futuro, Lannuzel sostuvo que “la idea es poder hacer la transición a un costo razonable, mientras se van migrando los clientes a IP. Por otro lado, estamos viendo un gran desarrollo de inserción de comerciales en live OTT, nPVR y catch up. La inserción de comerciales ha sido un negocio exitoso en 2019, aún más en 2020. Lo hemos implementado en TVCable (Ecuador), en Megacable (México), y sigue siendo desarrollado en diferentes lugares. El propósito no es solamente retener el usuario, sino valorizar el producto OTT para despertarle el interés de migrar de su STB de cable tradicional a un STB Android”.