Flamengo presenta fallas en su primera transmisión paga

El club de fútbol brasileño Flamengo transmitió el partido que disputó ante el equipo Volta Redonda, por el cual cobró una suscripción a quienes no son socios del club. La emisión y el cobro estaban inicialmente programados para realizarse por medio de la plataforma de streaming MyCujoo, pero, por la alta demanda y las quejas de quienes accedieron, Flamengo optó por transmitir en forma gratuita el partido en FlaTV, canal oficial del club, disponible en YouTube. 

El partido entre Flamengo y Volta Redonda tuvo lugar con motivo de las semifinales del Campeonato Carioca, que reúne a clubes de Río de Janeiro. El Flamengo es el único de los 12 clubes que participan que no tiene un acuerdo vigente con el Grupo Globo, dueño de los derechos de transmisión de la competencia, para transmitir sus partidos en el torneo. El último campeón de la Copa Libertadores había transmitido su partido como local frente al club Boavista este último 1° de julio, a través de YouTube y sus redes sociales. Después de la transmisión, Globo confirmó oficialmente su decisión de dejar de transmitir el Campeonato Carioca, ya que, según su punto de vista, el acuerdo de la compañía brasileña con los clubes, respaldado por la Constitución, resultó violado.

Inicialmente, el propósito de Flamengo para su partido ante Volta Redonda era que sus socios pudieran acceder a MyCujoo en forma gratuita para tener disponible la transmisión, mientras que los no socios del club dentro de Brasil debían abonar una suscripción de R$ 10 (USD 1,9), y quienes quisieran acceder a la transmisión del partido fuera de Brasil, debían abonar R$ 43 (USD 8). Según reportó la prensa brasileña, la plataforma compensará a aquellos no socios de Flamengo dentro de Brasil, que abonaron la suscripción correspondiente.

Flamengo está utilizando los derechos de TV de sus partidos como local porque no tiene un contrato vigente con ningún canal. Según la Medida Provisoria (MP) N° 984, emitida en junio por el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, los derechos de TV de transmisiones deportivas quedan a cargo del equipo local, en lugar de pertenecer a los dos clubes que disputan el partido.