El negocio de la música enfrenta nuevas oportunidades de streaming

Dataxis realizó ayer un panel virtual denominado “El nuevo negocio de conciertos y oportunidades de streaming en vivo” , donde se debatieron las nuevas oportunidades para las plataformas de streaming en América del Sur. El panel contó con la participación de Diego Balan, CEO de Tickethoy y Accesshoy; Sebastián Carlomagno, CEO de MoveConcerts Argentina; Hernán Portugal, CEO de GoMusic LA y Cristian Lucero, Co-fundador de Music Tech Association Chile; y fue moderado por Alejo Smirnoff, Director de Prensario Música. 

“En GoMusic venimos desarrollando el modelo de negocio vía streaming bajo demanda, que es nuestra principal herramienta, ya hace dos años, y nos encontramos con un mercado que no es negativo a la adquisición de estos conciertos, pero en Latinoamérica el modelo PPV para ver conciertos no funcionaba hasta marzo”, aseguró Portugal. “Las veces que habíamos intentado hacer live streaming con un modelo PPV, no nos había dado resultados, al menos a nosotros. Pero, desde nuestra óptica, hoy se potenció y hay una oportunidad que se terminó transformando”, aseguró. Balan también dio su visión sobre el modelo de live streaming de conciertos, y sostuvo que “a principios de marzo, cuando aún no estaba establecida la pandemia, fuimos ofreciendo a los artistas la posibilidad de que continúen haciendo sus shows vía live streaming o bajo demanda, y todavía no se animaban y creían que rápidamente volverían a los escenarios. Al no haber sido así, los fuimos acompañando en todo el proceso, y les dimos la oportunidad de que puedan hacer sus conciertos”. El ejecutivo describió que, inicialmente, se realizaron con una conectividad muy baja dada la imposibilidad de poder trasladar un pack de conectividad y cámaras y, con el tiempo, se fueron profesionalizando y, según el protocolo de cada región, se pueden hacer shows.

En Chile, Lucero explicó que existe una buena conectividad a pesar de la pandemia. “En marzo, cuando se aproximaba la cuarentena, comenzaron a anunciarse shows y festivales que debieron ser cancelados. El consumo del streaming musical no era tan popular para los chilenos, y ahora todos estamos en la búsqueda de nuevas soluciones”, reportó el ejecutivo. Al respecto, Portugal sostuvo que “el modelo cambió y se agregó una opción adicional, y vemos que hay una oportunidad, tanto para nosotros, que estamos produciendo, como para los artistas”.  El ejecutivo aseguró que el streaming será una opción adicional incluso después de que la cuarentena finalice.

“Este es un camino que recién empieza”, reportó Carlomagno. “La pandemia ha acelerado situaciones que en algún momento iban a ocurrir, pero debemos estar preparados para dar buenas respuestas, porque el éxito de este modelo va a determinarse si el usuario vive una buena experiencia, y si el artista siente que el usuario vive una buena experiencia. Si este camino se va fortaleciendo, es algo que vino para quedarse”, reportó. Además, agregó que, hasta el momento, vieron una buena aceptación por parte del público, y sienten que los artistas se están animando. “El gran desafío de todos nosotros es asegurarnos que la experiencia del usuario sea completa, para asegurar una continuidad post pandemia”, indicó. 

En relación al rol de la tecnología en estas nuevas experiencias, Portugal afirmó que en GoMusic están “en pleno lanzamiento de una aplicación de realidad virtual, y estamos produciendo contenido en 360° ya hace dos años. Armamos nuestra CDN, que tiene capacidad para distribuir hasta en 8K. Va a costar, porque tenemos muchas limitaciones tecnológicas para realidad virtual. Tecnológicamente se puede lograr desde una CDN, desde un multicam, desde aplicaciones para generar interactividad, pero todavía, desde nuestra experiencia, nos falta que crezca la infraestructura en Latinoamérica”.Carlomagno apuntó que otro desafío a lograr es que el usuario esté dispuesto a pagar por contenidos.

“Desde Music Tech Association Chile venimos hace dos años trabajando en un observatorio de la música, que va a ser una plataforma de aquí a un año, en la cual los músicos en Chile y Latinoamérica, puedan enterarse sobre el mundo de las cifras en la música, y queremos integrar la interacción. Allí hay una veta que aún no le hemos sacado provecho, como sí lo han hecho los gamers e influencers”, afirmó.

En relación al precio de los shows por streaming, Balan aseguró que “hubo muchos casos en diferentes eventos que realizamos, que trabajaron con múltiples precios, ofreciendo la misma experiencia, pero dando varias opciones, para aportar a causas benéficas. Además, trabajamos con precios dinámicos que iban cambiando con el paso de los días, así como también implementamos el acceso a meet & greets, donde, después del show, el público accede a estar con el artista en un zoom privado para 50 o 60 personas. Hay varios temas que se ponen en juego con el precio, y le sumamos experiencias afines al precio que el público pagó.” Carlomagno reportó que hubo buena percepción sobre el precio, pero se tendrá bien identificado cuando se vea un gran volumen de personas consumiendo el producto.  En relación a las marcas y sponsors en los conciertos vía streaming, el ejecutivo aseguró que la pandemia abrió un rubro que antes no era muy activo, como lo es el sponsoreo para los shows en vivo. “De todas maneras, si bien hubo algunas actividades de marca, tenemos que ver cómo quedan las marcas en post pandemia y estar detrás de las que crecieron en este período”, opinó. 

“En nuestro modelo de negocios, nuestra única opción fue invertir en nuestra propia CDN para crearla y amoldarla a nuestro modelo de negocio. Hoy las redes sociales a nosotros no nos suman, pero sí tienen varias características que permiten acelerar el modelo de crecimiento de otros proyectos”, sostuvo Portugal. A su vez, Balan afirmó que  las redes sociales “educaron a sus públicos a consumir las experiencias del artista. Para nosotros es fundamental que la plataforma desde la que se hace el live streaming no sea una red social, porque se necesita la monetización, seguridad y control de IP y sesión, que una red social no lo provee, sino que esa tecnología pasa por nosotros”. Según Lucero, “hemos pasado por todos los escenarios, pero tener una estructura propia exige una inversión muy alta. Hasta ahora estamos privilegiando las transmisiones vía redes sociales como YouTube, que nos garantizan cierta fidelidad y cierta estabilidad”. Asimismo, Carlomagno remarcó que decidieron buscar su desarrollo propio. “Si una empresa está dispuesta a brindar un servicio, tiene que garantizar su seguridad y buena calidad. Si la inversión pasa por una red propia o una red de terceros, se deberá invertir para garantizar que el artista y el público sienta que la experiencia tiene valor”. Balan, sin embargo, aseguró que han tenido la posibilidad de transmitir momentos previos de conciertos por redes sociales, que llevaron a ventas de último minuto para los conciertos. Portugal, a su vez, remarcó que, en su experiencia, dio resultados tener el concierto disponible bajo demanda, una vez finalizado el concierto. “Ese contenido nos era más rentable para monetizar en los días posteriores, en lugar del momento en que realizamos el live streaming”, aseguró.

Balan afirmó que “los eventos en vivo generan mucho engagement con quien los está viendo. La conexión que se da con el artista permite recrear lo que sucederá en eventos presenciales. Nuestro planteo se centra en generar la experiencia más cercana al público con respecto a la cercanía con el artista, y esto se da mucho más cuando es en vivo, que cuando es VOD”. Portugal afirmó, a su vez, que “ estamos apuntados a una distribución muy similar a Netflix. Pero el vivo permite varias herramientas que dan valor agregado a la experiencia”. Carlomagno, al respecto, reportó que el vivo y el VOD “son diferentes experiencias, y cada una tiene su valor. Hay artistas que se animan más al vivo, y otros a producciones inéditas; y a la vez existe material que puede quedar on demand con contenidos agregados como un backstage, y eso es también valorado”.

En relación al futuro de los shows musicales, Portugal afirmó que están trabajando en “una red que tiene el objetivo de reunir entre 10 y 15 salas entre Latinoamérica y Europa 100% vía streaming, y nos da una gran oportunidad. La primera de estas salas tendrá lugar en Barcelona, y la segunda en Buenos Aires o Madrid. Estamos apostando exclusivamente a eso y que, cuando el usuario ingrese, tenga ingreso a salas con distintas ofertas semanales, y un catálogo con diferentes artistas en distintas ciudades, en una misma red”. Balan, a su vez, opinó que el modelo “va a empezar a crecer cuando comiencen a convivir las realidades presencial y virtual a futuro”. Carlomagno, por su parte, afirmó que “si el modelo se instala de buena manera, acompañará a los espacios limitados y cuando se vuelva a los eventos en full capacity. Pero es clave que la experiencia sea adecuada”. Además, sostuvo que “el streaming se va a anexar a los shows en vivo. A partir de esta situación, todos los artistas están buscando este tipo de experiencias, pero este camino es por etapas”. Portugal aseguró que el modelo debe ser mucho más accesible económicamente, y más masivo. “Intuyo que se van a desarrollar otro tipo de formatos para colaborar con la monetización, sostuvo, y agregó que en GoMusic existe un proyecto de creación de una criptomoneda para que el usuario le pague a los artistas por esa vía.