El mercado SVOD en Latinoamérica será “un juego de tres”

Según un reciente estudio realizado por Dataxis y publicado oficialmente el 18 de noviembre, el mercado SVOD OTT en América Latina aceleró su crecimiento y, para 2025, se estima que alcanzará las 131 millones de cuentas pagas en servicio, llegando a triplicar su volumen con respecto a 2019. Esta expansión diluirá el amplio dominio de Netflix, pero la plataforma no perdería su liderazgo. Según Dataxis, el mercado permanecerá concentrado en unas pocas manos: en el forecast, Netflix, Amazon Prime Video y Disney+ concentrarán el 80% de las cuentas en 2025.

El arribo de nuevas plataformas internacionales debería expandir drásticamente el mercado SVOD OTT. Dataxis estima que para el 2025, el número promedio de suscripciones pagas por hogar llegará a 2,25.

La base para el lanzamiento de OTTs en Latinoamérica muestra la importancia de desarrollar alianzas estratégicas. Los partners ayudan con las actividades de marketing y, principalmente, con la facturación.  El año 2020 presentó una oportunidad propicia para cumplir con esa premisa. Actualmente, todo proveedor de acceso en América Latina busca integrar plataformas OTT. “Al estilo de un supermercado”, repiten. Porque un supermercado no son solo góndolas. También se incluye una marca, reconocida por el consumidor, creando un universo de otras marcas.

Todos quieren algo con Netflix. Ya sea con promociones o con acciones más operativas como facturación, integración en el STB o en el buscador. En 2020, algunos players incluso decidieron ofrecer paquetes de banda ancha con suscripciones gratuitas a Netflix. En esta perspectiva, se solicita a la competencia que otorgue acceso a Netflix; incluso si eso significa subsidiarlo. Netflix se coloca en el centro y otros deben buscar la mejor manera de complementarlo. Por contenido o por precio.

El share de Netflix por número de cuentas debería caer del 78% en 2019 al 44% en 2025. Continuará creciendo, pero el crecimiento del mercado lo superará. En 2020, Prime Video consolidó su presencia, mientras Disney+ mostró sus primeras cartas. En ambos casos, exhibieron un alto perfil mediático, contenido propio y la decisión de fijar sus precios por debajo de los de Netflix. Durante 2020, Prime Video tejió una red de alianzas enfocadas en proveedores de acceso. Disney+ decidió expandir el universo de aliados OTT clásicos y, en algunos países, agregó bancos, marketplaces en línea y tarjetas de crédito. En un entorno bancario bajo, la gestión de facturación se convierte en un elemento clave para las plataformas.