Carlos Miranda, CTO de Dish México: “El modelo de los vMVPDs logrará su consolidación, pero no en el corto ni en el mediano plazo”

Otro de los paneles que tuvieron lugar durante la última edición virtual de Nextv Series México se tituló “La TV paga se mueve hacia una nueva era OTT”. Allí, se discutieron varios tópicos centrales que hacen a la cuestión, incluyendo los DTH y sus estrategias OTT; STBs híbridos, vMVPDs y la nueva competencia en cable; así como también los nuevos desafíos en materia de seguridad de contenido.

Para la discusión, Dataxis reunió un equipo de ejecutivos de la industria expertos en el tema, como Carlos Miranda Matzumoto, CTO de Dish México; Natalia Arboleda, Consulting Sales Manager de Verimatrix; y Cristiano Benzi, SVP Global – Professional Video de Eutelsat. 

“Desde el punto de vista tecnológico, nuestra industria está inmersa en el mundo del entretenimiento. En ese sentido, lo que percibo es que la industria del entretenimiento es la que está en transición, debido a la hiperconvergencia digital. Ahora bien, como parte de la industria del entretenimiento, no veo a la TV paga en un proceso de transición, sino en un proceso de transformación, expresó Miranda. “Lo que veo en la industria de la TV es una hiperconvergencia de contenidos, porque las plataformas disponibles ya no solo incluyen programas de TV. Muchos de los contenidos más consumidos son videos cortos, video blogs, cursos, entre otros. Es otro tipo de contenido el que se está produciendo, consumiendo, y el que estamos obligados a reunir en las plataformas de las que somos responsables. Esto no es el futuro, sino que es el presente. Estamos viviendo un proceso contínuo de innovación. Se requiere flexibilidad y capacidad de reacción para participar de este mundo”, agregó el ejecutivo. 

Con relación a cómo ve la migración actual hacia una nueva era OTT por parte de los operadores de TV de paga en Latinoamérica, y el rol de Verimatrix en este proceso, Arboleda afirmó que “vemos dos drivers principales en el proceso de migración hacia OTT: por un lado, la fidelización y retención que deben tener los operadores actualmente, muy relacionado con tener más alternativas de contenido. Adicionalmente, se requiere independencia de las redes de acceso. Esos son los drivers que vemos principalmente en la transición a OTT. El principal desafío radica en analizar cómo hacer para tener una plataforma flexible, que pueda ser gestionada con base a forecasts inciertos y más difíciles de determinar en OTT. Desde ese punto de vista, el rol de Verimatrix ha estado relacionado con crear una forma de mantener el contenido seguro, porque es de parte de los proveedores de contenido; y también los flujos de dinero de los operadores, que pueden ser afectados por la piratería. Para hacerlo flexible con los forecasts inciertos, existen opciones en la nube que permiten tener esa flexibilidad y esa velocidad para reaccionar rápidamente a los cambios de la industria y los patrones de consumo, pudiendo hacerlo de una manera segura, protegiendo tanto a los usuarios, como a operadores y proveedores de contenido”.

“Verimatrix fue pionero en la parte IP, cuando nadie apostaba por ella, y aún estaba muy arraigada la idea de operadores de cable y sistemas tradicionales”, aseguró Arboleda. “Además, Verimatrix apostó a tener grandes cantidades de integraciones, porque entendemos que una de las cosas más importantes para el operador es tener alternativas de contenido”, agregó. Además, la ejecutiva sostuvo que “hoy en día se requiere que los STBs sean híbridos, en gran parte por la necesidad de surge de seguir haciendo uso de las redes tradicionales ya desplegadas, tanto de cable como satelitales, que se deben seguir utilizando porque son inversiones grandes, pero se las quiere potenciar con otro tipo de servicios extra, como servicios interactivos que se están dando con la parte OTT; o agregaciones de contenido en aplicaciones de terceros como Netflix o Amazon Prime Video. Sea cual sea la forma de acceso al contenido, lo importante es que el contenido esté protegido”.

En relación al surgimiento de los vMVPDs y si permanecerán en el tiempo, Arboleda afirmó ver “una tendencia a que sigan existiendo ese tipo de servicios, y tiene muchas ventajas”. Asimismo, Miranda afirmó que “es una tendencia que no creo que se revierta, pero su consolidación no será inmediata, porque hay bastantes problemas. Uno de ellos es legal, porque las discusiones que han habido en las entidades regulatorias de cada país respecto a qué hacer con este contenido que se distribuye en forma directa a través de la red, donde el dueño del medio es un tercero, tardará tiempo en homologarse y en establecerse de forma estándar. El otro está ligado a infraestructura de tecnología. Hay grandes regiones del planeta que no tienen el servicio con el nivel de calidad y asequibilidad para el consumidor final. Si no se puede masificar una tecnología de este tipo, no se podrá hacer rentable. Este tema se va a terminar consolidando en todo el mundo, pero no en el corto ni mediano plazo”. 

Además, en relación al papel que cumplirá el satélite en el uso creciente de resoluciones 4K y mayores a través de servicios OTT, Benzi afirmó que “como operadores satelitales, estamos trabajando muchísimo en el 4K, con iniciativas para ayudar a los clientes, operadores, y dar soporte tecnológico. Por ejemplo, hemos ayudado a RAI (Radio Televisión Italiana) a lanzar su primer canal 4K por satélite. Es el primer caso de un operador público nacional en lanzar un servicio de calidad. En general, en el tráfico satelital, el 4K no ha sido un gran éxito hasta ahora. Hay muchos operadores que lanzan producciones en 4K y quieren lanzar canales, pero no tienen una oferta editorial muy fuerte. Es mucho más fácil desarrollar canales y contenidos 4K on demand, a través de una plataforma 4K, si se tiene el ancho de banda suficiente. Es muy difícil hoy en día que los operadores satelitales puedan alimentar un canal enteramente en 4K”, explicó el ejecutivo.