Argentina aprueba protocolo para rodajes y grabaciones audiovisuales

Después de declarar a la telefonía, internet y TV paga como “servicios esenciales”, el Gobierno Argentino presentó el “Protocolo general para la prevención del Covid-19 en el rodaje y/o grabación de ficciones para cine, TV y contenidos para plataformas audiovisuales”, una guía de recomendaciones para una incorporación gradual al trabajo en la industria de la producción audiovisual en el país. El proyecto está aprobado por el Ministerio de Cultura de la Nación.

El documento contempla la implementación de sistemas de información, protocolos específicos, concientización sobre los cuidados y la provisión de todos los elementos de protección personal que resulten adecuados para el desarrollo de cada tarea. Según se reporta en el protocolo, las escenas que requieran contacto físico se encuadrarán en un plan especial, que incluye la realización de testeos de Covid 19 regulares a las personas involucradas. Asimismo, el protocolo propone una distribución de los puestos de trabajo con turnos rotativos, incentivar la prestación de servicios remotos cuando sea posible, tener un plan alternativo para eventuales desvíos del cronograma original y capacitaciones sobre los procedimientos y medidas de prevención implementadas antes y durante la actividad.

Además, ningún integrante del equipo, independientemente del área en la que participe, podrá ingresar a las instalaciones de grabación con más de 37.5° de temperatura corporal. Aquellos que, por su trabajo, no puedan respetar la distancia social, así como tampoco aplicar las medidas de protección personal, deberán “ser sometidos a un test científico más confiable para excluir la positividad del virus”, aguardar el resultado y notificar al empleador. El test se repetirá en forma semanal, o “cuando el lapso de tiempo entre dos jornadas de filmación supere un tiempo considerable, aún sin presencia de síntomas”.