TV satelital estará regida por una ley diferente que el resto de la TV paga en Argentina

Las modificaciones que realizó por decreto presidencial el Gobierno de Argentina sobre las leyes de telecomunicaciones implican un reordenamiento de las normativas y la diferenciación entre los prestadores de servicios de TV paga (cable, TDT pago y On Demand) de los de DTH.

Los primeros pasarán a ser regidos por la Ley de tecnologías de la información y comunicación (Argentina Digital), y recibieron una prórroga automática por 10 años a sus licencias desde el 1 de enero de 2016. La TV satelital permanecerán bajo las normas de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (“de medios”), junto a las empresas públicas y privadas de radiodifusión licenciatarias de señales de TV y radio.

Estos licenciatarios recibirán una prórroga de cinco años automática y podrán realizar una consiguiente por 10 años más, aunque estarán sujetos a la posibilidad de que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), llame a concurso público. Además, se liberó el permiso para transferir licencias, con previa autorización del nuevo regulador.

También se eliminaron los topes a las operaciones de los canales de TV por cable, que solo podían acceder a un máximo de 24 localidades, y las limitaciones por las que los operadores de TV paga y TV y radio abiertas no podían ser dueños de más de una señal de TV paga. También les amplió los porcentajes de retransmisión de sus emisiones mensuales en ciudades de más de 1,5 millones de habitantes.

Por otro lado, el decreto elevó de 15 a 45% el porcentaje de acciones con derecho a voto que una empresa dueña de licencias de comunicación audiovisual puede vender en la bolsa. Además, las concesiones para DTH se entregarán a demanda.