Nagra analiza el futuro de las transmisiones deportivas vía OTT

Nagra, una empresa del Grupo Kudelski y proveedor de soluciones de protección de contenido y televisión multipantalla, considera que los servicios OTT de deportes en vivo despegarán en los próximos años. No obstante, el ecosistema de la piratería también continuará su evolución por lo que las empresas deberán realizar acciones conjuntas para proteger su valor.
“Las infraestructuras de streaming OTT han democratizado drásticamente la forma en que los consumidores acceden al contenido deportivo en vivo. Y esto está impulsando una rápida evolución en los hábitos de consumo y expectativas”, indicó Simon Trudelle, Senior Director Product Marketing de Nagra, a través del blog oficial de la empresa.
Si bien el mercado deportes vía OTT por suscripción sigue siendo modesto, Tudelle considera que “es solo cuestión de tiempo antes de que la transmisión de deportes en vivo OTT realmente despegue en todas partes”.
“Los jugadores globales como Amazon se están dando cuenta y han asegurado los derechos de distribución para la Premier League inglesa en la temporada 2019/20. Los operadores y los organismos de radiodifusión también están realizando importantes inversiones para obtener acceso a los derechos de distribución en todas las plataformas”, agregó.
No obstante, Trudelle indicó que esto también abre la puerta a la piratería. “Ya sabemos que la piratería ya no es la oferta de baja renta de años pasados. Hoy en día, la ‘piratería comercial’ ofrece una experiencia de alta calidad, casi profesional, a bajo costo. Y el ecosistema de la piratería seguirá evolucionando”.
De acuerdo con el directivo, la clave para combatirla será a través de tecnologías y servicios de protección de contenido y antipiratería, incluida la marca de agua forense para rastrear el origen de las fugas y tomar medidas contra los streamers ilegales.
“Pero no solo la tecnología ayudará a reconciliar estos problemas. Al participar activamente en organizaciones y estándares en asociación con operadores y proveedores de tecnología, como lo han hecho los estudios de Hollywood con MovieLabs, los propietarios de los derechos deportivos pueden garantizar que se haga todo lo posible para proteger sus valiosos activos”.
El directivo consideró que el acceso al contenido deportivo en vivo “sólo tendrá un futuro si los titulares de derechos, operadores y distribuidores pueden trabajar juntos para proteger su valor”.