Cable Color volvió a ser alcanzado por la campaña latinoamericana antipiratería de FoxCable Color has again been reached by Fox's antipiracy Latin American campaign

La compañía de TV por suscripción Cable Color volvió a ser alcanzada por la campaña antipiratería que está llevando adelante la programadora Fox en América Latina (Piratería Cero); en esta ocasión en Honduras. En agosto de este año se había tratado de la operación que tiene la empresa en Guatemala.

Fox informó en un comunicado que “fueron suspendidas las retransmisiones de su portfolio de canales en Cable Color en Honduras, como consecuencia del allanamiento judicial en las oficinas de dicha entidad en San Pedro Sula. Esto ha sido producto de una denuncia penal contra Cable Color por la retransmisión, comercialización y distribución ilegal que realizaba de las señales, lo que atenta contra los derechos de propiedad intelectual y representa una acción criminal, de acuerdo a las leyes tanto hondureñas como internacionales”.

Según explicó la programadora, el operador de TV por Cable reestableció las transmisiones de los canales luego del corte, haciendo caso omiso a las acciones judiciales. Por consiguiente, Fox anticipó que las señales “pueden en cualquier momento ser nuevamente dadas de baja”.The Pay TV company Cable Color was once again reached by the antipiracy campaign developed by the programmer Fox in Latin America (Piracy Zero), this time in Honduras. The operation that the company has in Guatemala had been analyzed last August.

Fox informed in a press release that “the broadcast of its channel catalog in Cable Color Honduras has been suspended, as a consequence of the raid in the offices of the entity in San Pedro Sula. This has been the result of a criminal complaint against Cable Color for the illegal broadcast, marketing and distribution of the signals, which threatens the intellectual property rights and represents a criminal action, according to both Honduran and international laws”.

According to what the programmer explained, the Cable TV operator re-established the channels’ broadcast after the switch off, ignoring the legal proceedings. As a consequence, Fox anticipated that the channels “can again be decommissioned at any time”.